sábado, 7 de septiembre de 2013

CAMARA ESPIA EN PAQUETE DE CIGARRILLOS

UNA herramienta imprescindible para el aficionado al espionaje es, sin duda, una cámara de vídeo, que sea pequeña y eficiente. En internet, por menos de 10 euros venden un mando para coche falso que es en realidad una microcámara, graba vídeo, hace fotos y sonidos. Puede grabar una hora y media o dos, se recarga mediante USB y se puede volcar la información en un ordenador. Para afinar más en la discrección a la hora de hacer grabaciones espía, he adaptado un paquete vació de cigarrillos para meter la cámara. Dentro del paquete he hecho una estructura de cartón para que la cámara no se mueva ni baile dentro del paquete, que quede prieta y fija, en el fondo del paquete he hecho un agujero que coincide con la lente de la cámara.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal